Productos naturales

Productos naturales para tu piel

La cosmética natural te ayuda a proteger tu cuerpo con productos naturales y evita el envejecimiento prematuro de la piel. La cosmética natural o ecológica es la alternativa saludable a la cosmética convencional. Cada vez más gente apuesta por la utilización de productos naturales o productos bio para un cuidado completo.
Dentro de la cosmética se engloban todos los productos destinados al cuidado corporal, desde champús, mascarillas, cremas faciales, serums, jabones, geles de ducha, cremas solares, cremas corporales, desodorantes, maquillaje y mucho más. Son productos que usamos a diario, incluso en la piel de los niños, de ahí la importancia de que todos éstos productos sean naturales y lo más afines a nuestro cuerpo.

¿ Que es la cosmética natural ?

productos de cosmética naturalSe caracteriza por contener un alto porcentaje de ingredientes naturales extraídos directamente de la naturaleza, evitando la sintetización y refinamiento, para garantizar las cualidades del producto y mantener las propiedades vegetales. Evita el uso de sustancias químicas, no conteniendo conservantes como los parabenos ni alergenos y aromas sintéticos. Ésta cosmética no está testada en animales, ni contiene productos de origen animal.

El objetivo principal de la cosmética natural es respetar el medio ambiente y a nosotros mismos, utilizando para ello productos naturales que se asemejan lo máximo posible a la composición de nuestra piel, minimizando el riesgo de alergias e irritaciones.

Beneficios de la cosmética natural

La cosmética natural tiene grandes beneficios para nuestra piel sin ser agresiva, fortaleciendo y mejorando las funciones protectoras de la dermis, gracias a los componentes naturales. Estimula la capacidad de regeneración celular, devolviendo y fortaleciendo el equilibrio natural. No tapa ni obstruye los poros, permitiendo de esta manera que la piel traspire y absorba todos los nutrientes para conseguir una hidratación perfecta. De esta manera logramos una piel sana y con muchas menos probabilidades de tener problemas cutáneos como alergias, irritaciones, dermatitis, etc.

La cosmética convencional por su parte, actúa rápidamente con resultados aparentemente satisfactorios, pero lo único que consigue es una piel que no traspira y que absorbe productos químicos perjudiciales para nuestra salud. Con un efecto rebote que acelera el proceso de envejecimiento cutáneo.

Dejar respuesta